Saltar al contenido

El caso de Katherine Gómez que ha conmocionado a Perú

Ella había decidido abandonarlo, y él reaccionó rociándola con gasolina y prendiéndole fuego en una céntrica plaza de Lima. Tras seis días en el hospital, Katherine Gómez falleció el viernes a causa de las graves quemaduras.

El fallecimiento de la joven de 18 años ha conmocionado a Perú por su crueldad y por la polémica reacción de la Policía, que, a pesar de que el ataaque se produjo el sábado 18 de marzo, tardó varios días en emitir una orden de detención contra el presunto agreesor, identificado como Sergio Tarache Parra, en paradero desconocido.

El caso conmocionó al país, que siguió durante la semana las noticias sobre el estado de salud de la joven, y ha vuelto a poner de relieve el problema de la violeencia contra las mujeres. Horas después de conocerse la noticia, la presidenta del país, Dina Boluarte, declaró: «Esta vioolencia contra las mujeres debe terminar. Las mujeres no somos propiedad de nuestras parejas».

El Ministerio del Interior ofrece ahora una recompensa de 50.000 soles (unos 13.000 dólares) por la captura de Sergio Tarache Parra, de 19 años de edad.

¿Qué ocurrió? La joven se encontraba la noche del sábado 18 de marzo en una calle cercana a la plaza Dos de Mayo, en el centro de Lima, cuando un hombre la abordó y, tras rociarla con gasoliina, le prendió fueego y huyó.

Según el relato policial, se trataba de Sergio Tarache Parra, con quien Gómez mantenía una relación sentimental que había decidido terminar recientemente.

Los transeúntes de la zona ayudaron a la víctima y apagaron las llamas, pero no a tiempo de evitar que sufriera quemaduras en el 60% de su cuerpo.

La víctiima fue trasladada al hospital Arzobispo Loayza de la capital peruana, donde finalmente falleció el viernes.

«Luchó por su vida, pero, lamentablemente, la cuantía de los daños corporales hizo imposible que los médicos pudieran salvarle la vida», confirmó la ministra peruana de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Nancy Tolentino.

Aunque el ataaque contra la joven tuvo lugar la noche del sábado 18 de marzo, no fue hasta la noche del jueves cuando se emitió una orden de detención contra el presunto autor, un retraso que pudo facilitar su huida e incluso su salida del territorio peruano.

Sólo tras conocerse la noticia del fallecimiento, las autoridades emitieron una orden de captura internacional y ofrecieron una recompensa de 50.000 soles.