Saltar al contenido

Controle su destino-PDF

Controle su destino-PDF

Despertando al gigante que lleva dentro

Controle su destino-PDF

En Controle su destino, Anthony Robbins propone un viaje de autodescubrimiento cuya estación finnal es la más plena y satisfactoria realización de uno mismo. ¿Se deja arrastrar por circunstancias que parecen estar fuera de su control? Esa carencia de autodominio es consecuencia de múltiples factores: hábitos negativos, escaso conocimiento de los propios valores personales, dificultades en las relaciones con los demás… Todo ello causa esa angustiosa sensación de estar manejado por los otros, por #lo# otro. En Controle su destino, Anthony Robbins propone una serie de pautas sencillas de seguir que nos ayudan a descubrir nuestras creencias más profundas, nuestras preguntas fundamentales. Propone, en suma, un viaje de autodescubrimiento cuya estación terminal es la más plena y satisfactoria realización de uno mismo.

Destino o casualidad

Se deja arrastrar por circunstancias que parecen estar fuera de su control? Esa carencia de autodominio es consecuencia de múltiples factores: hábitos negativos, escaso conocimiento de los propios valores personales, dificultades en las relaciones con los demás… Todo ello causa esa angustiosa sensación de estar manejado por los otros, por «lo» otro.

El empresario que venció a su destino

coloco un ejemplo de un hombre que logro controlar su destino y llegar a alcanzar el éxito

Después nació Gestamp y se convirtió en el número uno en España y uno de los primeros en Europa en la industria transformadora del acero y de la estampación para componentes de automóvil, con más de 75 factorias en cuatro continentes, mucho más que un sueño para aquel muchacho de Usera. Para entonces sus socios había se habían separado de la empresa.

Un día le pregunté cuál era el secreto de su éxito y de que en muy pocas ocasiones, al menos en aquellos años de su desarrollo empresarial, hubiera negociado créditos con los bancos me dijo que había sino así “porque seguí el consejo que un día de dio don Ramón Areces, un hombre al que admiraba: la clave para que el negocio crezca está en reinvertir”. Y lo siguió al pie de la letra y en ese principio estuvo, según el mismo me confesó, la clave de su éxito.

Descargas gratis en pdf

Para noticias y actualidad visita:CUERPO Y MENTE